lunes, 2 de agosto de 2021

De consultas basura

Cd. Victoria, Tam.- Su primer referéndum fue el del aeropuerto, en etapa temprana, promovido en calidad de presidente electo, entre el 25 y el 28 de octubre de 2018. Observe usted los datos críticos:
El sabio pueblo tendría que elegir entre dos opciones planteadas (el NAIM o Santa Lucía) sin poseer el conocimiento especializado en aeronáutica. Requisito clave.
No existió (como en otros paises) una campaña previa de exposición didáctica y equitativa sobre las características, pros y contras de cada opción. La gente votó prácticamente a ciegas, sin saber qué proyecto era más seguro, conveniente, adecuado, funcional, viable.
Hicieron todo con prisa, pesando sobre la consulta la opinión determinante de AMLO, entonces muy acreditada por los 30 millones de votos cosechados semanas atrás. De manera mecánica ganó Santa Lucía.
Ya en el poder, nos ha tocado ver a LÓPEZ OBRADOR haciendo ejercicios a mano alzada durante sus giras de trabajo, donde gente muy humilde contesta, en automático, lo que su dadivoso líder quiere que le respondan.
Todo inducido, como aquella vez que preguntó sobre política exterior a un auditorio mayoritariamente campirano, mujeres y ancianos sentados con el respectivo itacate sobre las piernas, la bolsa de mandado obsequiada minutos antes.
Cámaras y micrófonos de presidencia debidamente concentrados en esas primeras filas llenas de gente incondicional, moldeable, agradecida.
El hombre alzó entonces los brazos al cielo, preguntando al público asistente:
-“¿Verdad que no debo pelearme con TRUMP?”
La respuesta obvia:
 -“¡Nooooo!”.
-“¿Verdad que sí debo dialogar con él?”
-“¡Siiiiii!….”
El tabasqueño dirigiría entonces su mirada a la cámara para darle el toque final a la comedia, engrosando la voz hasta alcanzar un tono gutural, rasposo, cercano a un rugido feliz:
-“Así gobierno yooooo, ¡consultando al puebloooo!...”
Por supuesto, las preguntas sobran, cuando la respuesta está decidida de manera previa. O, más bien, dejan de ser consultas para convertirse en un ritual hueco, meramente publicitario. Una burla.
 
LO MÁS RECIENTE
En el referéndum de este domingo, lo que menos importaba eran los resultados. La Carta Magna y su legislación secundaria facultan totalmente al Jefe del Ejecutivo para que disponga investigar y castigar los delitos cometidos por servidores públicos, incluyendo los expresidentes.
Ninguno de los conteos posibles o imaginables pueden impedir a la fiscalía federal la acción que le venga en gana. Es su función, su obligación, la ley la faculta, para eso está.
Lo único que cambia es que la hacienda pública ahora tiene 528 millones de pesos menos, costo estimado de la consulta.
La pregunta misma es un galimatías farragoso, infame. Sintetizada al máximo sería el equivalente a: “¿quieres que se cumpla la ley?”
Ojo al detalle, no se está proponiendo una nueva ley. Tan solo aplicar la vigente, la que castiga puntual y explícitamente los delitos cometidos por servidores públicos.
Y mire usted, la voluntad del presidente está por encima de este fallido ejercicio de democracia participativa si recordamos que el ministerio público no necesita permiso para cumplir su cometido.
Por vinculante que parezca el resultado, aun suponiendo que ganara el “NO” o incluso en un escenario donde el “SÍ” predomine pero no logre el mínimo necesario (37 millones), de todos modos el Presidente tiene y tendrá la última palabra. Si AMLO quiere se castiga, punto.
Preguntar a la gente resulta tan innecesario y ocioso como el referido caso del aeropuerto o el episodio campirano narrado líneas arriba, el de la consulta a mano alzada. Esfuerzos improductivos con una buena dosis de humor involuntario.
El común denominador, en todos los casos, es el RUIDO MEDIÁTICO, al que tan marcada propensión tiene el mandatario. Propaganda, omnipresencia de la figura presidencial en redes y conductos por donde se genera y divulga la opinión pública nacional. Basura.
Redactada esta columna poco después de las 18:30 horas del domingo, las imágenes hablan por sí mismas. No hace falta esperar el conteo para testificar el gigantesco desaire. Casillas vacías en toda la república.
Ya encontrará AMLO a quien echarle la culpa en la mañanera de este lunes. Al propio INE, a su titular LORENZO CÓRDOVA, a la prensa conservadora, las redes neoliberales, los fifís, la derecha, la clase media.
Las explicaciones de fondo vendrán después; lo cierto, hoy por hoy, es su total fracaso.

jueves, 22 de julio de 2021

¿Y Luis Echeverría?

Cd. Victoria, Tam.- No hay explicación convincente sobre el trato especial que se otorga desde el gobierno obradorista a LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ, al excluirlo de esa lista negra de exmandatarios cuyo juicio será sometido a consulta el próximo 1 de agosto.
Como titular de SEGOB en 1968, ECHEVERRÍA incubó y protegió al grupúsculo paramilitar cuyos integrantes abrieron fuego indistintamente contra la multitud estudiantil y los soldados desde el edificio Chihuahua, en Tlatelolco, provocando la carnicería que todos conocemos.
El mismo “Batallón Olimpia” que (ya con LUIS presidente) operó la masacre contra estudiantes el 10 de junio de 1971, episodio que después sería conocido como la matanza de Corpus (jueves de Corpus).
Régimen criminógeno que escaló la represión contra las organizaciones campesinas en el estado de Guerrero y persiguió a la prensa independiente.
Más todavía, si hubiera que llenar un expediente ministerial contra LUIS ECHEVERRÍA, sin duda debiéramos incluir la utilización de recursos del estado para movilizar grupos de choque contra el periódico EXCELSIOR.
Escalada que alcanzó su punto de inflexión el 8 de julio de 1976, cuando matones de la CNC dirigidos por HUMBERTO SERRANO conculcaron una asamblea de cooperativistas para imponer como director al traidor REGINO DÍAZ REDONDO.
Lograron así deponer al grupo legítimo que encabezaba JULIO SCHERER GARCÍA, con una pléyade de grandes periodistas que en los meses posteriores se reunirían de nuevo para fundar el semanario PROCESO.
Estamos hablando de delitos cometidos desde el gobierno y con recursos del Estado, conductas tipificadas en las leyes que ameritan investigación, consignación, sentencia, castigo.
Mire usted la diferencia. Cuando hoy le preguntan al presidente LÓPEZ OBRADOR por qué tendrían que juzgar a los cinco expresidentes contemplados en la consulta, lo explica con discrepancias de orden político, pocas de ellas comprobables o sujetas a castigo.
ANDRÉS MANUEL ha abordado varias veces el tema pero su respuesta más explícita data del martes 22 de junio pasado, en la conferencia matutina.
 
EL INNOMBRABLE
Respecto a CARLOS SALINAS DE GORTARI, dijo, porque “entregó todos los bienes de la nación y del pueblo de México a sus allegados.”
Muy cierto, SALINAS gobernó para una élite empresarial y en dicho tránsito, él y su familia se enriquecieron notoriamente (su hermano RAÚL, caso extremo).
El problema será encontrar elementos que prueben alguna conducta constitutiva de delito y además (ojo) no hayan prescrito, si recordamos que la administración salinista terminó el último minuto de noviembre de 1994, de lo cual han pasado casi 27 años.
Y un detalle, los beneficiarios de dichas privatizaciones son los magnates agrupados en el consejo empresarial que hoy asesora al gobierno de la Cuarta Transformación. Esto AMLO no lo dice.
En efecto, SALINAS DE GORTARI vendió a CARLOS SLIM la empresa Teléfonos de México y a RICARDO SALINAS PLIEGO la paraestatal Televisión Azteca. Dos hombres hoy muy cercanos al tabasqueño, a quienes ha dado prebendas multimillonarias a cambio de su cariño.
Ni hablar de CARLOS HANK GONZÁLEZ, cuya inmensa fortuna familiar se gesta y construye a gran velocidad bajo el amparo del partido tricolor, desde que su abuelo (del mismo nombre y apellidos) troqueló aquella frase de “un político pobre es un pobre político.”
 
EL COMPATRIOTA
De ERNESTO ZEDILLO el alegato es el FOBAPROA, donde, en efecto, se cometió un abuso formidable al convertir deuda privada en deuda pública. Un regalo gigantesco a los hombres más ricos de México.
El problema, de nueva cuenta, es que esos beneficiarios del entonces llamado Fondo Bancario de Protección al Ahorro son los que comparten el pan y la sal con LÓPEZ OBRADOR, empezando por el regiomontano ALFONSO ROMO, cuyo nombre aparece en el libro que ANDRÉS MANUEL publicó sobre el tema en los años noventa.
ZEDILLO emprendió un rescate financiero calificado por AMLO como constitutivo de delito y sobre el cual “llevamos 30, 40 años pagando esa deuda”, amén de que dicha medida “costó un billón de pesos, y hasta el momento se ha pagado otro billón de intereses.”
La pregunta surge inevitable. Ya que considera injusto y hasta ilegal dicho rescate de 1998, siendo ahora Jefe del Ejecutivo federal, del cual depende el presupuesto de la nación, ¿por qué les sigue pagando?...
Y más aún, ¿por qué focalizar en ZEDILLO la responsabilidad sin tocar con el pétalo de una rosa a quienes se beneficiaron con ello, los hombres más ricos de México?
 
LOS PANISTAS.
Sorprenden también los cargos tan débiles que esgrime ANDRÉS MANUEL contra VICENTE FOX, hoy que grandes reportajes periodísticos documentan con pelos y señales el brutal enriquecimiento de este señor mediante la concesión de favores gubernamentales a cambio de donaciones a sus dos lavanderías, VAMOS MÉXICO y CENTRO FOX.
Nada de eso menciona AMLO, solo dice que dicho exmandatario debe ser juzgado “porque engañó al pueblo, porque con el esfuerzo de muchos llegó a la Presidencia y se convirtió en un traidor a la democracia.”
Pero sobre todo: porque “ha confesado que cargó los dados en la elección del 2006 para imponer a FELIPE CALDERÓN”.
Muy cierto todo ello, pero no es lo sustantivo, ni lo principal y (por igual) difícilmente podrían documentarse ante el ministerio público asuntos como el engaño, la traición a los ideales o los dados cargados que cita en su alegato.
En efecto, CALDERÓN cometió un error colosal al declarar su guerra abierta contra el narco que agravó más el problema de la criminalidad en México. Alborotó el avispero.
A lo cual debe agregarse el encumbramiento del ingeniero GENARO GARCÍA LUNA, hoy preso y sujeto a juicio en una corte de Nueva York.
Pero la suerte de CALDERÓN (al menos en este caso) no depende de la fiscalía mexicana sino de BRIAN COGAN, el juez federal de la Corte del Distrito Este en Brooklyn, donde se lleva a cabo este proceso.
 
¿Y PEÑA NIETO?
Siendo su gobierno el más cercano en el tiempo, cualquiera diría que debiera ser también el más intranquilo de los cinco expresidentes. El más mortificado por la consulta.
Al menos en teoría, si además consideramos los graves cargos de corrupción que le imputan, a partir de casos como la ESTAFA MAESTRA o el expediente multinacional de ODEBRECHT.
Sin embargo, observando la imagen subida a la red de INSTAGRAM el pasado martes 20 de julio por su actual compañera sentimental, el exmandatario está muy lejos de verse preocupado, al momento de celebrar su cumpleaños número 55. Se observa, incluso, rejuvenecido.
El argumento de AMLO para enjuiciar a ENRIQUE PEÑA NIETO, ojo:
“Por los actos evidentes de corrupción. Ahí está como testigo protegido el que estaba de director de Pemex declarando que, por órdenes superiores, para aprobar las llamadas reformas estructurales, sobre todo la reforma energética, se entregaba dinero a legisladores de los partidos que ahora son de oposición.”
Lo inexplicable es que siendo EMILIO LOZOYA AUSTIN un testigo de oro, mire usted, ya pasó un año desde que llegó a México extraditado por España (17 julio 2020) y su caso sigue ahí, entre azul y buenas noches.
Existe, incluso, la impresión de que la Fiscalía General de la República metió freno al caso LOZOYA luego de que circuló en redes el primer video de PÍO LÓPEZ OBRADOR, recibiendo dinero.
Más aún, por estos días cercanos a la consulta, cuando arrecia de nuevo la campaña gubernamental contra los expresidentes, circuló en respuesta un video donde aparece otro hermano de nombre MARTÍN JESÚS LÓPEZ OBRADOR, recibiendo también fajos de billetes.
De ahí el sospechosismo que observan (entre otros) el excanciller JORGE CASTAÑEDA GUTMAN y columnistas como RAYMUNDO RIVA PALACIO y SALVADOR GARCÍA SOTO, entre otros.
Según este último habría “cerca de 75 videos de entregas de apoyos y dinero en efectivo a todo tipo de personajes, entre los cuales al menos 15 videos contienen imágenes de hermanos y familiares del Presidente.”
De esta manera, el propio PEÑA NIETO estaría protegido contra la eventual persecución de LÓPEZ OBRADOR, a quien ayudo a ganar mejor de lo que esperaba (ampliar su ventaja, pues) en la elección de 2018.
El famoso pacto EPN-AMLO que otorgaría (a cambio) impunidad al mandatario saliente. Aunque siempre subsiste la sana duda: ¿Qué pasaría si el tabasqueño no cumpliera?... pues hombre, ¡para eso están los videos!...
Acaso esto explique la tranquilidad de PEÑA NIETO, el feliz cumpleaños en brazos de su amada, la angelical modelo potosina TANIA RUIZ EICHELMANN.
Ni modo, la justicia obradorista no puede avanzar más porque en cada paso importante le responden con un video incriminatorio para la familia presidencial. Y al parecer tienen muchos.
 

lunes, 19 de julio de 2021

Trayectoria de choque

Cd. Victoria, Tam.- ¿AMLO y MONREAL?, narrativas paralelas, como disidentes priístas entre los años ochentas y noventas, después figuras señeras del PRD y hoy de MORENA.
Jamás existió una relación maestro-discípulo, sino una colaboración de socios, aliados tras el poder. Por ello tampoco vemos un pacto de obediencia, solo de avenencia.
Puros acuerdos temporales, con su recurrente forcejeo entre partes que se miran de frente y no agachan la cabeza. De ahí sus almuerzos periódicos en Palacio Nacional, para actualizar sus arreglos y evitar la confrontación, porque ambos saben que pueden hacerse mucho daño.
Los dos han sido gobernadores por el mismo partido, el PRD. El zacatecano tiene más escuela (licenciatura, maestría y doctorado en derecho); el tabasqueño tardó una década en terminar su tira de materias en Ciencias Políticas de la UNAM.
Nacido en 1960, RICARDO MONREAL ÁVILA es 7 años más joven que ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR (1953). El primero cumple 61 años el próximo septiembre (signo de Virgo, por si ello fuera relevante). El segundo celebrará sus 68 en noviembre (escorpión, por si alguien no lo ha notado).
La paz armada entre ambos tiene, sin embargo, fecha de caducidad inevitable. La razón, MONREAL quiere ser presidente y AMLO está decidido a poner gente totalmente suya, para amortiguar el vacío postsexenal.
Vivimos, pues, la etapa final de una coexistencia pacífica entre dos personalidades expansivas y el preámbulo de una confrontación severa cuyas consecuencias hacia el interior de MORENA serían incalculables.
Viejo azote de las izquierdas en todo el mundo, el fantasma de la división asoma hoy y contribuye mucho a ello la verticalidad del tabasqueño en el ejercicio del mando.
 
AUTOCRACIA OBLIGA
Ya he comentado aquí que LÓPEZ OBRADOR ha estado tomando previsiones para frenar a MONREAL, como mandar a su operador de programas sociales GABRIEL GARCÍA HERNÁNDEZ de regreso al senado, impulsar a MARTI BATRES rumbo a la jefatura de gobierno capitalina y descartar a RICARDO de la lista sucesoria.
Discrepancias mayores que no podrán aliviar los almuerzos en Palacio. Sobre todo, a partir de que el líder senatorial responde en tono tajante (amenazador, incluso) que estará en la boleta electoral del 2024, con o sin MORENA.
Lo cual lo ubica en franca rebeldía, cuyos efectos empezamos a ver en los ataques anónimos que perpetran las granjas de bots obradoristas en las redes sociales.
Columnistas y moneros se han ido sumando a esta línea. Se puso de moda pegarle al hereje, golpear al disidente (“¿pues qué se ha creído?”) para reforzar el dogma de que solo el sumo sacerdote puede decidir el proceso sucesorio dentro del partido oficial.
Aplican en ello la vieja frase del comandante FIDEL CASTRO (“Todo dentro de la revolución, nada fuera de la revolución”) pero en versión tropical: “no hay medias tintas, o se está con la 4T o se está contra la 4T.”
O la sirves o la derramas, o conmigo o contra mí. O bien acatas la norma en grado de abyección supina o te conviertes en enemigo del patriarca. Dicotomía tajante de matriz eminentemente religiosa, no solo bíblica, también el Corán plantea las cosas así.
La autoridad del caudillo viene de lo alto, es unipersonal y tiene un mando reconocido, con nombres y apellidos. Todo es paz y misericordia mientras no les lleves la contra.
Quien suponga que puede pensar y actuar por su cuenta, con independencia de criterio, no cabe en el esquema rígido que desde hoy impera en MORENA para el relevo de 2024.
 
EFECTO REGIONAL
Aquí es donde se atraviesa el caso Tamaulipas, a pocos meses de que se definan las candidaturas en todos los partidos. La de MORENA, particularmente.
Hay dos aspirantes plenamente identificados con MONREAL: su suplente en el senado ALEJANDRO ROJAS DÍAZ-DURÁN y el titular de RTC RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA. Ambos en tesitura de llegar.
Y aunque los dos tienen trato directo con AMLO, las chispas que está sacando el choque presidencial con RICARDO los ubican en una tesitura difícil.
Otro caballero que se ubica en dicha vertiente es el doctor FELIPE GARZA NARVÁEZ, aunque su larga trayectoria lo ubica como un personaje de teflón, refractario a etiquetas grupales.
Trabajó primeramente para EMILIO MARTÍNEZ MANAUTOU, en la Tesorería del Estado y luego en Comunicación Social, sin cargar demasiado el apelativo de “manotuista”.
Lo mismo pasó con sus posteriores encomiendas en los equipos de AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, MANUEL CAVAZOS LERMA, TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA, EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, EGIDIO TORRE CANTÚ y BALTAZAR HINOJOSA OCHOA.
De cualquier manera existe la “sensación térmica” comentada en mi anterior columna (https://tinyurl.com/ygumdvhr) de que el alumbramiento está en curso y el doctor VILLARREAL ANAYA ha incrementado su ventaja en razón de la problemática que hoy vive MORENA en el plano nacional. Las grietas en la cúpula.
Y aunque las candidaturas en todos los partidos son esperadas hasta enero, al menos MARIO DELGADO tiene clara la conveniencia de adelantar vísperas con definiciones tempranas.
Como en los años del viejo PRI, se prepara con más tiempo la operación cicatriz y se deja listo el panorama para un fenómeno inevitable como es el de la cargada. Al baile vamos.

viernes, 16 de julio de 2021

Alumbramiento en curso

Cd. Victoria, Tam.- Están cerrando fuerte los aspirantes de MORENA a la gubernatura tamaulipeca aunque, como en todas las competencias, hay prospectos reales y elementos de relleno, meras comparsas que ni caso tiene mencionar.
Detalle interesante, los tres personajes principales y de verdadero peso nacieron en los años cincuenta: AMÉRICO VILLARREAL ANAYA (Ciudad Victoria, 1958), RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA (Tampico, 1956) y ALEJANDRO ROJAS DÍAZ-DURÁN (CDMX, 1957).
Es, por cierto, la década de TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA (Matamoros, 1957), EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES (Ciudad Victoria, 1959) y EGIDIO TORRE CANTÚ (1957).
Se dice fácil pero entre los gobernadores previos hubo grandes saltos generacionales. TOMÁS es 11 años más joven que su antecesor MANUEL CAVAZOS LERMA (Matamoros, 1946), quien, a su vez, es 15 años menor a su predecesor AMÉRICO VILLARREAL GUERRA (Ciudad Victoria, 1931).
En promedio, uno por década. Amén de que este último recibió el poder de un hombre 12 años menor, el doctor EMILIO MARTÍNEZ MANAUTOU (Ciudad Victoria, 1919).
En el año clave de 2010, todo indicaba que los nativos del medio siglo dejarían el poder a un mandatario nacido en los sesentas (RODOLFO TORRE CANTÚ, 1964). Su repentina ausencia nos regresó a la década previa (EGIDIO, 1957).
Sin embargo, para la elección posterior de 2016, los dos contrincantes principales ya eran oriundos de los años sesenta: FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA (Reynosa, 1967) y BALTAZAR HIJOJOSA OCHOA (Matamoros, 1963).
El tema es que la terca realidad parece empujarnos de nuevo y con cierta insistencia hacia la generación de los cincuentas, la de AMÉRICO, RODOLFO y ALEJANDRO. Dato curioso, misma década en la que nació el tampiqueño SEBASTIAN GUILLÉN VICENTE (Tampico, 1957).
 
AMISTAD DIFÍCIL
Las precampañas de hombres como RODOLFO GONZÁLEZ y ALEJANDRO ROJAS, siendo intensas y propositivas, observan un pequeño escollo que deriva de su padrinazgo: RICARDO MONREAL ÁVILA.
Todo indica que ANDRÉS MANUEL está tomando previsiones para frenar a MONREAL en la lucha sucesoria de 2024, donde nomás el tabasqueño decide.
Su primer movimiento fue meterle una cuña en la Cámara Alta, por medio de GABRIEL GARCÍA HERNÁNDEZ, quien el pasado 24 de junio dejó la estratégica coordinación de programas sociales para regresar a su cargo como senador de lista nacional.
Un segundo mensaje lo vimos cuando AMLO ignoró a MONREAL en su lista de prospectos a la sucesión presidencial, en la mañanera del 5 de julio.
Y un tercero ocurrió una semana después, este lunes 12 de julio cuando incorporó a MARTÍ BATRES como secretario de gobierno en la capital mexicana, brazo político y operativo de la titular CLAUDIA SHEINBAUM.
MARTÍ ha sido aspirante franco a la jefatura capitalina y su reciente ascenso representa una mala noticia para RICARDO MONREAL, quien también ha soñado con dicho cargo.
El senador MONREAL brilla con luz propia, pero no es discípulo obediente sino aliado de LÓPEZ OBRADOR. Razón suficiente para generar desconfianza a un hombre como el tabasqueño, hoy temeroso de su futuro más allá del 2024.
Al tiempo sabremos si tales escarceos entre AMLO y RICARDO afectarán también a los precandidatos de este último para la gubernatura de Tamaulipas: RODOLFO y ALEJANDRO.
 
AQUEL ABRIL
La ventaja del senador VILLARREAL ANAYA es que no tiene patrocinador. Su relación es directa con ANDRÉS MANUEL y viene de una amistad muy antigua del tabasqueño con el ingeniero VILLARREAL GUERRA.
La cual se remonta a los tiempos del ingeniero LEANDRO ROVIROSA WADE, secretario de Recursos Hidráulicos (1970-76) y luego gobernador de Tabasco (1977-82).
Al doctor VILLARREAL ANAYA los victorenses lo recuerdan como director del Hospital General y luego subsecretario estatal de Salud.
Con MORENA dio color en 2018 cuando aceptó la nominación a la senaduría por Tamaulipas, haciendo mancuerna con la maestra normalista LUPITA COVARRUBIAS CERVANTES. Campaña ganadora.
En toda su actividad desde entonces ha dado a entender que trae el apoyo de Presidencia, lo mismo cuando promueve la entrega de recursos a familias de estrato social bajo afectadas por la pandemia, que al presidir la comisión senatorial de salud y operar desde ahí el arribo de programas sociales a la entidad.
Acaso el dato más significativo que hoy cuenta en favor de AMÉRICO fue aquel discurso de MARIO DELGADO CARRILLO, dirigente nacional de MORENA, el 16 de abril del presente año, en Culiacán, Sinaloa.
El doctor VILLARREAL ANAYA era delegado especial del partido en la elección a gobernador de Sinaloa y en apoyo al entonces candidato (hoy gobernador electo) RUBEN ROCHA MOYA.
En pleno evento proselitista, DELGADO CARRILLO haría referencia a “nuestro delegado AMÉRICO VILLARREAL, al que traemos en pleno entrenamiento, porque pronto se va a ofrecer allá por Tamaulipas, la tarea de llevar la Cuarta Transformación. Así que nos está ayudando pero también está agarrando ritmo para regresar a Tamaulipas.”
En fin, son tres los precandidatos que con verdaderas posibilidades buscan la nominación de MORENA a la gubernatura de Tamaulipas. Ya falta menos.

miércoles, 14 de julio de 2021

2022-23, 8 gubernaturas

Cd. Victoria, Tam.- Rasgo relevante de la elección pasada. La por tanto tiempo pospuesta expansión territorial de MORENA, cuya mejor expresión se observa en su número de gobernadores.
Ganaron 11 entidades, de las cuáles 10 son nuevas y repitieron en una, gracias a lo cual están avanzando de 7 a 17. Son mayoría en número de gubernaturas (17 de 32) y tendrán bajo su mando a 58 millones de mexicanos.
Magna cosecha si recordamos que solo el PRI ha controlado dicha cantidad de estados. Ni el PAN ni el PRD en sus mejores épocas han igualado la cifra. Lo comenté aquí.
El partido de AMLO gobernaba solo en Baja California (JAIME BONILLA), Chiapas (RUTILIO ESCANDÓN), CDMX (CLAUDIA SHEINBAUM), Morelos (CUAUHTÉMOC BLANCO), Puebla (MIGUEL BARBOSA), Tabasco (ADÁN LÓPEZ) y Veracruz (CUITLÁHUAC GARCÍA).
Con el resultado de junio pasado, el partido guinda repite en Baja California (PILAR ÁVILA) y agrega Baja California Sur (VICTOR MANUEL CASTRO), Campeche (LAYDA SANSORES), Colima (INDIRA VIZCAINO), Guerrero (EVELYN SALGADO), Michoacán (ALFREDO RAMÍREZ), Nayarit (MIGUEL ÁNGEL NAVARRO), Sinaloa (RUBÉN ROCHA), Sonora (ALFONSO DURAZO), Tlaxcala (LORENA CUÉLLAR) y Zacatecas (DAVID MONREAL).
Aunque lo anterior ya es noticia vieja para esta columna. Lo nuevo es preguntar qué sigue ahora para el bienio 2022-23, en la misma materia, territorial. Estamos hablando de 6 gobiernos en disputa en 2022 y 2 más en 2023. En total, 8 jefes políticos regionales.
 
BIENIO ENTRANTE
Entre otros datos interesantes figura el que MORENA nada tenga que perder y todo por ganar, porque en ninguna de las entidades federativas que estarán en juego encabeza gobierno alguno. En todas es oposición.
No hay manera de que reduzca su cuota y sí contempla posibilidades amplias de incrementarla. Su margen de avance es entre 1 y 8 nuevas comarcas. En el mejor de los casos (si gana todo) llegaría a 25.
Tema crucial porque el control territorial será de primerísima importancia para los comicios presidenciales de 2024. El partido de AMLO estaría afianzando una ventaja fundamental.
Todo indica que, al menos en este renglón (el de las administraciones estatales) los partidos tradicionales no han tocado fondo, todavía. Continúan a la baja, siguen cayendo y esto aplica, por igual, a PRI, PAN y PRD.
En 2022 habrá 6 gubernaturas en disputa, mismas que me permito referir, con los nombres de sus titulares actuales, profesión y partidos que los empoderaron:
-Aguascalientes: MARTÍN OROZCO SANDOVAL, contador público, PAN.
-Durango: JOSÉ ROSAS AISPURO, abogado, PAN.
-Hidalgo: OMAR FAYAD MENESES, abogado, PRI.
-Oaxaca: ALEJANDRO MURAT HINOJOSA, abogado, PRI.
-Quintana Roo: CARLOS JOAQUÍN GONZÁLEZ, contador público, PAN-PRD.
-Tamaulipas: FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, administrador de empresas, PAN.
Para 2023 serán reemplazados solamente 2 jefes políticos estatales:
-Coahuila: MIGUEL RIQUELME SOLÍS, ingeniero, PRI.
-Edomex: ALFREDO DEL MAZO MAZA, administrador de empresas, PRI.
De ese total de 8, el lector podrá observar que en 5 está metido el PAN: Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas. Los otros 3 son del PRI: Hidalgo, Oaxaca, Coahuila.
 
TERCA INCOMPETENCIA
La estadística preelectoral ya empieza a circular, aunque el autor de esta columna suele desconfiar mucho de los números mientras no haya candidatos formales, con nombres y apellidos.
Al menos en estos cargos de ejecutivos regionales, la gente vota por (o contra) membretes pero, sobre todo, en función de personas concretas.
Necesario es decir que nos encontramos ya en la segunda mitad del tercer año de gobierno y la oposición (en su conjunto) sigue sin estructurar un programa común para el 2024. No avanzan.
Los unen sus odios, en particular la fobia al presidente tabasqueño, pero no se observa que unifiquen diagnóstico, ni propósitos, ni criterios programáticos para construir un mejor país.
Tampoco ofrecen mucho (ni dan para más) los respectivos perfiles del dirigente tricolor ALEJANDRO MORENO y su colega albiazul MARKO CORTÉS. En ambos, pragmatismo ramplón, pobreza doctrinal, carencia de ideales, medio pelo.
Al único dirigente que vemos atizar desde ahora el fogón sucesorio es al brujo de Alvarado, Veracruz, DANTE DELGADO, franquiciario en jefe de Movimiento Ciudadano, quien ya parece tener lista su carta en la persona del gobernador jalisciense ENRIQUE ALFARO.
Con un serio problema geográfico, pues MC solo tiene asegurado el control de Jalisco y (en fecha reciente) Nuevo León, con SAMUEL GARCÍA. La ola naranja hace ruido, pero ni de lejos tiene canicas para ganar la Presidencia de la República, a menos que el resto de la oposición les siguiera.
Por lo pronto, a los cuatro principales (PAN, PRI, PRD y MC) se les está yendo el tiempo en lamentaciones y reyertas contra LÓPEZ OBRADOR, pero no aciertan en generar un trabajo sólido, capaz de elaborar alguna propuesta competitiva para el 2024.
Y mientras eso sucede, AMLO sigue proyectando su sombra sobre nuevos territorios, alentando el tapadismo y aceitando su maquinaria partidista con renovados programas sociales.